cables electricos

Hoy os hablamos de cables eléctricos de calidad. La verdad es que al ir a comprar cables eléctricos nos encontramos con una gran variedad de cables y un amplio abanico de precios y es muy tentador comprar cables eléctricos muy baratos. Estos cables eléctricos baratos los podemos encontrar incluso en las tiendas de Todo a 1€ pero tenemos que tener en cuenta que la mayoría de las veces estos cables están producido en China sin pasar los controles de calidad y supervisiones que impone la UE y el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.

No apostar por cables eléctricos de calidad, de marcas conocidas e incluso que no tengan certificaciones de calidad como AENOR puede salirte muy caro. Sus precios son algo más elevados pero te aportan seguridad en la instalación eléctrica y por tanto seguridad en tu hogar.

¿Por qué un cable barato puede salirnos muy caros?

Principalmente porque una instalación eléctrica apegada a la normativa disminuirá el riesgo de accidentes. Los cables eléctricos de baja calidad provocarán los temidos chipsazos en los electrodomésticos que pueden provocar la rotura de estos con lo que eso puede suponer en tu economía. Cambiar un horno, una lavadora o una nevera supone que el cable en el que te ahorraste unos centimos te salgan carísimos.

Además, con los cables eléctricos de mala calidad se pueden producir bajadas de intensidad de la luz al encender demasiados electrodomésticos, también pueden provocar que los fusibles salten sin motivo aparente o que los enchues e interruptores se calienten en exceso.

Pero hay dos motivos que son vitales a la hora de decidirse por comprar cables eléctricos de calidad o cables eléctricos malos:

El primero es que con los cables de mala calidad se produciran cortocircuitos, sobrecargas y hasta podrán llevar a un incendio en su vivienda. Utilizar cables eléctricos de mala calidad o no certificados son un riesgo para la instalación, para su vivienda y para su familia. Los cables eléctricos son componentes importantes de una instalación, por ello debemos asegurarnos de que sean cables eléctricos certificados que cumplan con la normativa.

Y el otro motivo, también a tener en cuenta, sobre todo ahora que la economía no va todo lo bien que debería, es que cables de mala calidad pueden llevar a un consumo excesivo de energía eléctrica. La instalación puede tener “puntos de fuga” por culpa de cables eléctricos malos. A través de ellos se puede estar fugando energía eléctrica por el desgaste del material aislante, lo que provoque que consumamos más energía eléctrica de la que deberíamos.

Por la seguridad de tu familia, por la del medio ambiente y por la de tu bolsillo apuesta por cables eléctricos de calidad. No permitas que un pequeño ahorro ponga tanto en riesgo.

Luces de emergencia ¿cuales tengo que poner?
¿Conoces los tubos precableados?

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/0/d417135246/htdocs/Enchufes/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 399

FEEDBACK